martes, 10 de julio de 2018

Dudas existenciales de una futura mamá primeriza


Antes me resultaba muy cómica la jerga de las madres recién estrenadas y las embarazadas en general. Utilizaban un vocabulario muy extraño, explicaban métodos y teorías dignas de un doctorado, defendían sus nuevos hábitos como si de una religión se tratara y gastaban una forma de medir el tiempo que todavía intento comprender.
En el momento en el que te conviertes en una de ellas, hay que emplearse a fondo porque sino estás perdida en las conversaciones y conforme avanza el embarazo y tienes que compartir tus sensaciones con amigas “expertas” en la materia hay que saber seguirlas y entenderlas correctamente para no quedar como una ignorante de la vida, saber de lo que hablas cuando lo hablas.
Resultado de imagen de madres primerizas
¿Has tenido ya contracciones de Braxton Hicks? ¿Soltaste el tapón mucoso? ¿Cuánto has dilatado? O las primeras preguntas que nos plantean y si no eres una buena matemática estás jodida: ¿De cuantas SEMANAS estás? Yo al principio pensaba, ¿semanas?, ¿por qué si siempre se ha dicho en meses? Mis amigas me decían que estaban de 12 semanas, de 20 semanas y a mí se me quedaba cara de tonta e intentaba hacer un cálculo mental para saber cuánto sería eso en meses. Cuando yo me quedé embarazada no tuve otra que hacerme a eso de las semanas y cuando alguien me preguntaba a mí de cuánto estaba y yo contestaba en semanas, volviendo a preguntarme cuánto era eso en meses, me daba la risa, acordándome de que hasta hacía poco a mí también me pasaba igual y que, en realidad, el mundo no estaba tan loco como me hacían creer ante mis dudas matemáticas-temporales.
Cuando me preguntan qué tipo de crianza quiero llevar con mi hijo, si me he leído alguna de las teorías, yo la verdad es que me siento un poco “dejada”, porque mi método de crianza es la teoría de Mila, es decir, como me ha criado mi madre igual que, imagino, hacen muchísimas otras futuras mamás. No me da por leer un libro para eso, creo que hay cosas que salen de forma natural, pero bueno, también digo que estoy muy verde en estos temas y prefiero no opinar de lo que no sé, del mismo modo que cuando me he visto inmersa en un debate de “Lactancia prolongada vs Leche de fórmula”, ahí mejor no meterme que puedo salir escaldada por las dos partes, cada una que se apañe como quiera.
El otro día me descojonaba con mi tía, cuando me preguntó qué tal me había ido con el médico y yo le dije que aún no había borrado el cuello del útero. ¿Cómo? ¿Es que el cuello se borra? ¿Y cómo es eso, con una gomita de borrar? Decía ella, medio en broma y medio en serio, porque lo de “borrar el cuello” no lo entendía, y yo tampoco, para qué engañarnos. Lo que pasa es que no quieres parecer tonta y no preguntas para que te lo expliquen bien, menos mal que luego se pueden resolver las dudas con el móvil y ya cuando te preguntan quedas como una licenciada en Ginecología.
Si ya las jergas, las opciones de crianza, las mediciones temporales y toda esa larga lista de cuestiones abstractas resultan súper confusas, el tema de los “trastos de bebés” es otra cosa que a una futura madre primeriza puede llevar de cabeza: robot de cocina para papillas, sacaleches eléctrico, contenedor de pañales, accesorios ergonómicos, cojín de lactancia… Y podría seguir con una larga lista de cosas de las que no había oído hablar en mi vida, pero que ahí están y la gente las gasta, bueno, lo del contenedor de pañales y el robot de cocina me parece un poco innecesario, pero vamos, que soy primeriza, igual después pienso lo contrario.
El caso es que he descubierto y sigo descubriendo un mundo aparte sorprendente, complejo, a veces cómico y, como en otros muchos mundos, muy polarizado para según qué temas. Tengo mucha curiosidad y a la vez miedo con lo que me pueda encontrar a lo largo del periodo post parto y su mundo Baby, pero al menos esto es un buen entrenamiento para la fase que vendrá después...

jueves, 28 de junio de 2018

Más manadas

Menudo panorama, desde que la Manada de los San Fermines han salido en libertad con cargos, no hacen más que aparecer sucesos de violaciones en grupo, el otro día una menor en Gran Canarias que fue violada y grabada mientras tanto, por cuatro hombres y un menor; ayer en Molins de Rei una chica a la que metieron en un maletero al salir de una discoteca y se la llevaron a un descampado para violarla entre seis hombres, para luego dejarla abandonada en la calle, asustada y desorientada; ahora estoy viendo la noticia de un padre de una menor que sale de juzgados, de declarar como denunciado, ya que su hija también fue violada en grupo y él decidió tomarse la justicia por su mano...

La imagen puede contener: una persona¿Qué está pasando? El Prenda y sus colegas se descojonan de ver cómo un cámara que le está grabando, cuando éste va a comisaría a firmar (debe ir tres días a la semana por precaución) se tropieza y cae, aparece una foto de la Manada y su abogado junto a otro grupo de jóvenes, en plan "estrellas de Hollywood", con sus fans y celebrando una proeza (la proeza es haber salido de la carcel)...
¿Se ha convertido la Manada en una "marca" que sirve de ejemplo a otros chavales envalentonados, de poca masa cerebral y exceso de testosterona? Dicen en televisión que las violaciones en grupo se han disparado. Yo no sé si es así, si es cierto que están apareciendo nuevas "manadas", alentados por la sentencia de los violadores de San Fermines, que ha dado a entender y lanza el mensaje que cometer una agresión sexual es fácil y sale barato, judicialmente hablando, o si siempre ha existido este tipo de violencia, solo que ahora la noticia se ha vuelto más mediática y estos sucesos sirven para llenar las horas de los programas matinales.
No sé qué pensar, puede que se de un poco de cada circunstancia, pero el caso es que la famosa violación múltiple de San Fermines ha creado un precedente para muchos hombres, mayores y menores de edad también, ojo, porque en estos últimos casos hay chavales que se consideran "menores", aunque vayan a cumplir los dieciocho dentro de pocas semanas, pero se les va a juzgar en base a la ley del Menor. 
Este es el panorama. Un panorama en el que nosotras salimos a las calles a protestar y a exigir respeto y se nos llama "feminazis" y un panorama que, a su vez, permite que estos animales, en lugar de estar apartados de la sociedad, se les concede la libertad, se exige respeto hacia ellos y su intimidad y, lo más preocupante, van creando un ejército de adeptos que imitan sus actos, como si de grandes hazañas se tratara.
Por dios que pare esto ya. Veo en lo que se está convirtiendo la sociedad y pienso en mi hijo que está a punto de nacer, en qué clase de mundo va a despertarse cada día.

miércoles, 20 de junio de 2018

Bajas de maternidad y críticas entre mujeres

A ver, este post viene por una noticia del famoseo de principios de mayo, pero imagino que mi ordenador y su inteligencia artificial me la han hecho saber ahora, que yo estoy a punto de salir de cuentas y en breve estaré disfrutando de mi baja maternal (que no es lo mismo que la de ahora, que es baja por riesgo de embarazo). 
Resumo. A raíz de una foto que subió Pilar Rubio en su Instagram (ains... dichoso Instagram, el origen de todos los males y discordias) en la que se daba a entender claramente que se había incorporado al trabajo después de tener a su tercer hijo, se ve que sus seguidoras, principalmente ellas, hicieron cuentas y se percataron de que la presentadora no había apurado el tiempo de cuatro meses que dura la baja, sino que había vuelto a los platós antes y se sucedieron una serie de críticas negativas hacia ella del tipo:
Imagen relacionada

"Las demás luchando por bajas maternales más largas y todas estas famosas al tercer día ya están "trabajando", como se nota que no los criáis vosotras y flaco favor hacéis al resto de madres por de ejemplo nada de nada".

"@pilarrubio_oficial flaco favor nos hacéis a las mujeres trabajadoras y amas de casa!!! Nosotras luchando por una baja de maternidad digna, y con vuestras comodidades criadas salus...... nos dais mala imagen a la lucha !!! No critico tus comodidades ni las envidio".

"Verguenza me da ver como una madre encima con esas comodidades deja a 3 hijos para irse de shoting...y aqui millones de madres luchando por una baja maternal digna!! Un mes y medio o dos tendra tu bebe..esos hijos que tu desde luego no estas criando..VERGÜENZA PENA es lo q siento de lo mal repartido que esta el mundo".

Y así podría seguir... 
*Un inciso: Si en estos tres comentarios subrayados en morado veis alguna falta de ortografía no es mía, es de las haters que han escrito en el perfil de Pilar Rubio y de cuyos comentarios yo he hecho un copia y pega literal.
Ahora, a propósito de todo esto, dejando a un lado si Pilar Rubio es una tía famosa que paga a nanys para que cuiden de sus hijos o si se puede permitir por su tiempo y dinero renunciar a una baja de maternidad, porque creo que eso ya sería entrar en un área muy, muy personal de alguien, volvemos a hablar del tema de los derechos de la mujer. Es triste, pero juntar "laboral" con "mujer" desencadena situaciones como esta. 
Entiendo que, viendo la situación laboral de otros países europeos, que han mejorado muchísimo en cuanto a horarios de trabajo y conciliación familiar, muchísimas madres trabajadoras españolas se sientan impotentes ante la mierda de bajas, horarios, reducciones y adaptaciones que se nos ofrece, entiendo que hay que luchar por los derechos a bajas de maternidad acordes con las necesidades reales de las madres y sus bebés y por horarios de trabajo que nos permitan atender a nuestras familias, sin tener que recurrir a abuelos o guarderías o a renunciar a una parte del salario al solicitar una reducción de jornada, sintiéndonos al mismo tiempo realizadas como mujeres laboralmente activas y para nada culpables por ello y entiendo que estas mujeres que, muchas veces se ven desbordadas por la propia impotencia que genera todo lo anteriormente mencionado, se cabreen y se quejen cuando sienten que otra mujer "amenaza" con joder lo poco logrado y la necesidad de seguir luchando e insistiendo.
Pero también hay que entender una cosa. Ya he dicho que no voy a entrar en la situación privilegiada que una mujer pueda tener. No estoy de acuerdo con la decisión que tomó Pilar Rubio con respecto a no aprovechar su baja maternal, como bien dicen, perjudica a la lucha por los derechos de las mujeres que tanto esfuerzo y movimiento está generando, pero, aunque suene contradictorio, un derecho es la facultad y potestad inherente en una persona y, por lo tanto, esa persona puede beneficiarse de eso a lo que tiene derecho o pasar de él libremente. Vamos, que yo tengo derecho, en mi condición de embarazada por ejemplo, a exigir un asiento en un autobús que va lleno, pero si me apetece quedarme de pie durante ese trayecto también es de mi libre elección y la gente debe respetarla. 
¿Qué quiero decir con esto? Que sí, que debemos quejarnos objetivamente de todas las cosas que vemos mal en cuanto a la normativa laboral y en qué pinta la figura de la mujer (madre más si cabe) en todo esto, hay una larguísima lista de cosas que han de mejorarse y modificarse y es un trabajo que llevará mucho tiempo en pulir. Pero no creo que la solución sea criticar las decisiones subjetivas de una mujer en concreto. Las mujeres somos nuestras peores y más duras y exigentes críticas, solemos actuar más desunidas que al revés, lo digo siempre, y con el caso de Pilar Rubio en concreto creo que no se ha hecho bien. 
Nadie tiene que linchar públicamente y hacer sentir a una madre mala madre por decidir volver a trabajar antes de tiempo porque así lo quiere ella. 
¿Qué opináis?

jueves, 7 de junio de 2018

Bye bye, bikini

Ayer se comentaba que el concurso Miss América, uno de los certámenes de belleza más importantes del mundo ( y sin menospreciar a Miss Venezuela), se quedaba sin su desfile más ¿emblemático? o el que dio origen al concurso, ya que en un principio, hablamos del año 1921, el certamen se resumía como un escaparate de mujeres en traje de baño y por lo visto, ya no habrá más de estos.

(AP)

Así lo comunicó Gretchen Carlson, la presidenta de la junta de Miss América en un programa de TV de Estados Unidos, defendiendo que, a partir de 2019, ya no se juzgará a la mujer norteamericana por su apariencia física sino por sus muchas otras cualidades y que esto ya no es solo un concurso sino una competencia. Carlson también ha reconocido que el famoso movimiento #MeToo también ha influido bastante en esta decisión de vetar el Bikini del concurso, pero que, por otro lado, era necesario realizar estos cambios.
Ya se han pronunciado algunas ex misses sobre este tema y, paradójicamente, he podido escuchar la opinión de una veteranísima que fue proclamada Miss en el año 49, que dice estar muy de acuerdo con esta decisión, que hay que tener en cuenta muchas otras cualidades y talentos en una mujer más allá de la belleza física, imagino que se refiere a la inteligencia, los valores, las habilidades y muchos otros atributos que verdaderamente componen a una persona; otra ex miss que lo fue más recientemente y que es claramente bastante más joven, sin embargo y para sorpresa mía (para que veáis que el progreso y la adaptación no entiende de edades), opinaba que retirar el desfile en ropa de baño como parte de este concurso es ir en contra de la esencia de Miss América, ya que es la "prueba" más tradicional y el origen de este certamen tan importante y querido para E.E.U.U., además del trampolín y aspiración a los sueños de miles de chicas jóvenes, y que, en cierto modo (y esto me gusta más), uno de los signos de libertad para una mujer es, precisamente, el poder sentirse libres de andar en bikini como una elección propia.

No más desfiles en trajes de baño: los cuerpos ya no garantizarán el éxito en el concurso (Reuters)

Visto así, desde mi punto de vista, puede que ambas versiones tengan cierto grado de razón, no todo es blanco o negro. Me explico: es verdad, no hay que vetar que una mujer salga en un concurso que se transmite en TV en bikini, lo hacen las modelos de ropa interior de Victoria`s Secret en un multitudinario evento seguido por miles y miles de personas, yo incluida porque me encanta esa marca de lencería aunque no me la pueda permitir; si se hace como una elección libre, que cada una vaya como quiera, partiendo de la base de que cada una es dueña de su propio cuerpo. Pero, por otro lado, creo que hemos evolucionado bastante como para seguir puntuando el grado de belleza de una mujer en función de sus medidas físicas o su soltura a la hora de caminar por una pasarela en bikini, si es que hasta la parte de rueda de preguntas de cultura de los concursos de belleza es patética muchas veces. Los concursos de belleza en general creo que están de más en una sociedad en pro de la igualdad de género.
Si dicen que quieren cambiar las reglas del juego en Miss América porque defienden una diversidad de formas de valorar la belleza, igual deberíamos empezar por no continuar con estos concursos de rivalidad entre mujeres, ya que cada una tiene algo que las hace únicas y bellas.  ¿En qué hay que basarse para decidir cual de esas bellezas es la que vale? No se nos puede ni se nos debería medir y puntuar a todas las mujeres con los mismos promedios porque no sería ni justo ni equitativo. Además, QUE NOOO, que no somos un producto, para empezar. La carrera hacia el podium de la belleza física es el mayor mal y el enemigo más grande entre las mujeres.
Es complicado, pero como todo, en este tema hay debate y diversidad de opinión. Imagino que la mía está muy clara. 

jueves, 31 de mayo de 2018

El piropo obrero español


¡Niña, con ese cuerpo, yo te hacia un traje de saliva! ¡Guapa! ¡Seguro que los que se hacen pajas pensando en ti, mueren de sobredosis! ¡Niña! ¡Estás más apretada que los tornillos de un submarino! ¡Señora! ¡Le cambio la hija por un piano y así tocamos los dos! ¡Bueno, que! ¿Digo alguna tontería o me la chupas aquí mismo? ¡Cada vez que te veo se me pone de venas como el cuello un cantaor! ¡Hay qué curvas! ¡Y yo sin frenos! ¡Miedo te tenía que dar, si supieras donde me cuelgo la toalla y el albornoz cada vez que pienso en tu cuerpo! ¡Morena! ¡Qué necesitas señalización! ¡Con tantas curvas que tienes! ¡Con ese culo te invito a cagar en mi casa! ¡Eso es carne y no lo que le echa mi madre al cocido! ¡Estás tan buena que te comía hasta con la ropa puesta, aunque pasara un mes cagando trapos! ¡Guapa! Yo si que te daba “raboterapia”¡Guapa! ¡Que buena estas! ¡Seguro que meas colonia! ¡Lástima que no seas un pollo para meterte el palo por el culo y hacerte sudar! ¡Morena! ¡Tienes dos ojos como dos sartenes, que cuando te los miro se me fríen los huevos! ¡Moza! ¡Si tu culo fuera un banco te la metería a plazo fijo! Preciosa! ¡Tienes mas polvos que las chanclas de Kung Fu! ¡Si fueras un bollycao me comería hasta el cromo, so guapa!  ¡Si fueses pa mi, te comería entera y me cosería el culo para no cagarte! ¡Rubia! ¡Con esa mirada tan dulce me dan ganas de chuparte un ojo!  ¡Sería capaz de follarme a tu perro para entrar en tu familia! ¡Tanta carne y yo en cuaresma! ¡Tienes un polvo que no te lo quita ni el “Centella”! ¡Tu padre debía tener el cipote como el cincel de Miguel Ángel para hacer semejante escultura! ¿Buscas el tocador? ¡Pues ese soy yo! ¡Te voy a meter mas rabo que cuello tiene un pavo! ¡Si fueras un barco pirata te comería el tesoro que tienes entre las piernas!

No se le ha ido la pinza a mi ordenador, solamente he querido recopilar una cantidad suficiente de “piropos” típicos de albañiles españoles. Muchos segurísimo que os suenan, otros no tanto, pero lo que tienen todos en común es que hemos crecido escuchándolos y normalizándolos, produciéndose una extraoficial concesión para esos “pobres hombres” que trabajan de sol a sol y que durante su jornada laboral su única distracción y el modo de hacer más llevadero ese arduo trabajo es divertirse sacándole los colores a las mozas que pasan por al lado de la obra, al menos, esto siempre se ha visto así, y se ha normalizado tanto, que muchas mujeres piropeadas se iban a su casa más contentas y con el guapo subido, sin analizar la frase que les acababan de soltar, aunque las compararan con un pollo para meterles “un palo por el culo y hacerlas sudar”. Las mujeres que no toleraban esa forma de referirse a ellas tampoco replicaban nunca, estaba tan bien visto ese lenguaje de machito español que creo que no valoraban que pudiera existir esa opción o si se quejaban se les tachaba de amargadas y reprimidas, así que seguían su camino cabizbajas hasta encontrarse bien lejos de los obreros.
Pero esto no es una cosa que ocurra únicamente aquí, recordemos la escena de Bajo el sol de la Toscana, una avergonzada Diane Lane tiene que lidiar por las calles de Roma con un grupo de curritos que dejan su tarea para seguirla y piropearla, ella se abochorna y sigue hacia adelante, ¡Nena, en realidad esto es acoso! Hasta que se encuentra casualmente con un guapérrimo Raulo Bova al que se engancha, haciéndolo pasar por su pareja y pidiéndole que le ayude a librarse de esos moscones. Porque plantarse ante ellos y decirles “O dejáis de seguirme y acosarme u os denuncio a la policía” no era una opción, podría quedar como una histérica. El cine también nos vende que el piropo obsceno, pegajoso y agobiante de los obreros es divertido, que la mujer tiene que seguirles el rollo y, en caso de querer salir de la situación, la mejor baza es un hombre guapísimo que le saque del atolladero. ¿Cómo no vamos a tener esto más que interiorizado?
El acoso masivo, a la contraria, también se ha dado, no vamos a negarlo, acordémonos del anuncio de “Es la hora de Coca-cola Light”, en el que un grupo de mujeres de una oficina dejaban todo lo que tenían entre manos, avisándose unas a otras, para ir a la cristalera del edificio donde se encontraba un andamio, justo a la hora en la que el currito, guapo, moreno, musculoso y con un brillo aceitoso por su cuerpo, se quitaba la camiseta durante su ratito de descanso y se habría una lata de Coca-cola. Ellas, mientras tanto, todas con el careto aplastado en el cristal y llenando el suelo de babas mientras contemplan al Adonis. No le gritan nada al chico, simplemente se quedan pasmadas, como si no hubieran visto a un tío bueno en su vida.
Y después de analizar todo esto de la normalización de esos piropos y de la posición que tenemos nosotras según el caso, yo me digo, ¿alguien se ha molestado en preguntarnos si nos gusta esa delicada poesía callejera o, por el contrario, si nos sentimos atentadas contra nuestra dignidad? ¿Quién se encargó de difundir el rumor de que a las mujeres nos gusta que un grupo de obreros nos digan guarradas en plena calle? Imagino que queda claro que mi postura es que no me gusta nada. No necesitamos que un desconocido nos dé su opinión sobre nuestro culo, nadie se la ha pedido y sabemos perfectamente cómo son nuestros cuerpos. No es que me piropeen continuamente, para nada, pero cuando ha sucedido, a veces me ha pillado indiferente y he pasado de todo y otras veces he deseado lanzarles un ladrillazo, pero nunca he dicho nada ni me he quejado, tal vez porque yo también he llegado a tener asumido el tópico de que los albañiles lanzan piropos a las chicas cuando pasamos por delante de una obra, que siempre ha sido así. Puede que llegara a pensar que si les censuraba en su piropeo estaba atentando contra su libertad de expresión, no sé. Creo que incluso las que se encuentran en el núcleo principal del movimiento feminista caen en este tipo de errores continuamente porque son cosas con las que hemos convivido durante tanto tiempo que hasta hace nada era normal e incuestionable.
Pero no es normal, no está bien que a una chica se le diga “Te haría un traje de saliva”, con esa connotación sexual y lasciva, mientras ésta intenta hacer su camino de una forma tranquila y pacífica. Nos quejamos de los moscones de las discotecas, de los pesados que no intentan entrar una noche de fiesta, tildándolos de acosadores. Pero desnudar con la mirada y hacerle proposiciones y sugerencias sexuales a una mujer en plena calle  (y aunque sea de broma), ¿qué es?
El hecho de que una forma de actuar la tengamos normalizada no quiere decir que esté bien.
No, no está bien.

jueves, 17 de mayo de 2018

Segovia, ciudad feminista


Hoy he desayunado con una noticia estupenda: “Segovia, la primera ciudad española contra la publicidad sexista”. Sí, al parecer, existe un proyecto del Parlamento europeo, Ciudades contra la publicidad sexista, una iniciativa a la que ya se habían unido París, Londres y Berlín, con el fin de luchar contra eso, propagandas o carteles publicitarios que caen en tópicos que invitan a menospreciar a la mujer, a encasillarla, incluir mensajes con denotaciones machistas o en cualquier otra forma de sexismo. España ya se suma a este movimiento y la nueva corriente feminista que, desde ya hace algún tiempo, principalmente desde el terreno cinematográfico,  ha estado creciendo y avanzando, va en esta ocasión a poner el foco en la publicidad.
La fachada del Ayuntamiento de Segovia con un enorme lazo morado durante el 8-M. / Ayto. de Segovia
La publicidad es el arma más poderosa que existe, ya lo comenté en uno de mis anteriores posts, La mala publicidad, ya que está cargada de micromachismos ocultos y difíciles de percibir a simple vista pero que van calando en la cultura y la conducta social de las personas y, otras veces, es totalmente explícita y sin ningún tipo de disimulo hacia la degradación de la mujer, ya que se trata de marcas poderosas que se creen con el derecho de hacer uso de la publicidad a cualquier precio y sin que nada ni nadie le pare los pies.
Pues bien, puede que esto empiece a no ser así. Está claro que en un par de años no se va a lograr lo que no se ha alcanzado en siglos, la lucha es dura pero, ojo, constante. Claro que sí. Y es que no sabéis lo que puede influir en el criterio y la percepción de la gente que se pasea por la calle un autobús empapelado, los anuncios en plena carretera o las pancartas en escaparates, parques, edificios o cualquier lugar que nos rodea. Creemos que la gente no les hace caso, que pasan por su lado como si nada, pero la publicidad visual en las vías públicas es como el perro de Pavlov: al final, tanto tiempo y de forma tan repetida sometidos a un mismo estímulo, termina por generar una respuesta. Y ya os digo yo que la publicidad no se escoge al tun tun, al revés, siempre tiene, además de querer ofrecer un producto, un mensaje subliminar, una intencionalidad oculta. Y ahora más que nunca parece tan urgente mantener viva esa cultura del patriarcado, viendo el nuevo despertar de las mujeres y su reacción ante las constantes injusticias, que hay que estar al tanto de esa mala publicidad más que nunca. Porque recordemos que las industrias más poderosas y el manejo de su publicidad está en manos de hombres; hombres a los que no les interesa para nada que el actual sistema cambie.
Copio y pego de la prensa de hoy: “La alcaldesa socialista de Segovia, Clara Luquero, la primera mujer regidora en la historia de la capital de la provincia homónima, ha dicho que "en esta milenaria villa romana tenemos claro que no hay cabida para quienes no respetan a la otra mitad de la población”.
Así, Luquero muestra su más profundo apoyo a un proyecto liderado por los socialdemócratas europeos y abierto a cualquier municipio preocupado por la desigualdad de género. Esta iniciativa fue impulsada por el histórico 8-M y por la  presidenta y portavoz socialista en la comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género en el Parlamento Europeo, Iratxe García. La nueva ordenanza dicta que queda prohibida la difusión de imágenes denigrantes de la mujer en publicidad, principalmente en el transporte y los espacios públicos. De este modo, busca "promover el respeto a la dignidad de todas las personas, la diversidad y la igualdad entre las mujeres y los hombres”.
Se prevé que otras ciudades españolas, como Madrid, Barcelona o València, se sumen al apoyo del proyecto contra la publicidad sexista en el futuro”.(Público.es).
Ejemplos de publicidad sexista en las calles:


¿Os habíais percatado? Es fuerte si te fijas, ¿eh?
Me alegro mucho y espero que la incorporación de otras muchas ciudades, no solamente de España, sea rápida. Me sorprende que una ciudad como Madrid o Barcelona no lo hayan hecho aún, tratándose de las ciudades más importantes y con más tránsito de personas, pero lo importante es que se unan.
Los micromachismos de la publicidad son el primer escalón, los cimientos de la pirámide del machismo y en la punta de esa pirámide se encuentra la violencia de género, no lo olvidemos. Trabajar desde abajo es otra gran opción.

martes, 8 de mayo de 2018

Divas post-mortem (III)

Me fascina conocer la biografía de toda clase de personas que han supuesto algo en el mundo del espectáculo, más si cabe cuando su vida se ha visto interrumpida por alguna tragedia o su muerte desprende un halo de misterio. A veces, con los años, estas divas comienzan a ser olvidadas (o menos recordadas) y es cuando pienso qué hubiese sido de ellas si sus existencias no hubiesen sido interrumpidas tan pronto y de ese modo en el que suele ocurrir. ¿Qué nos habremos perdido? Me aficioné a, de vez en cuando, recopilar nombres de mujeres famosas, artistas, divas, socialités, que han tenido una gran notoriedad en la crónica social y cultural y hacer de todo ello un post para compartir aquí. Hoy cuelgo mi tercera entrega de estas grandes mujeres, cada uno en su ámbito, que tuvieron su tiempo limitado, pero que dejaron muchas preguntas y despertaron su curiosidad tras sus muertes. Ahí van:

Gia Carangi: Dicen que fue la primera en ostentar el título de
“super modelo” como tal. La típica infancia de niña que proviene de hogar desestructurado, con una madre que se fue de casa y un padre que empezó a abusar de ella cuando solo tenía 5 años. También es característico, como muchas otras top models de fama mundial, su incursión en este mundillo: fue descubierta de forma casual por un fotógrafo y alcanzó su gloria de forma trepidante, trabajando en poco tiempo para conocidísimas marcas de moda, como Versace, e importantes revistas de moda. Igual de movida fue su vida social con diferentes relaciones con ambos sexos, visitas habituales a Studio 54 y otras discotecas de moda y su temprana adicción a la heroína, su gran perdición. Era una época en la que se creía que ser yonki era algo glamuroso. Su madre la ingresó en un programa de desintoxicación de 21 días, pero ya era tarde, Gia era una de las primeras personas públicas que sucumbía al virus del S.I.D.A. Su amigo y conocido fotógrafo, Scavullo, le regaló la que sería su última portada: posó para Cosmopolitan con un vestido palabra de honor y escondió bajo el vuelo de la falda sus brazos, así tapó los estigmas de su adicción. El 18 de noviembre de 1986 y a la edad de 26 años y ya aislada del mundo, Gia Carangi fallecía consumida por el VIH. A finales de los 80 una jovencísima Cindy Crawford pisaba por primera vez las pasarelas, cuando Scavullo la vio no pudo evitar bautizarla como «Baby Gia». Así, el recuerdo de su querida amiga, la primera supermodelo del mundo, se mantenía vivo.
Sharon Tate: Era hija de militar, por lo que su infancia la pasó de aquí para allá, según el destino de éste, hasta que ya siendo una adolescente en Italia comenzó a ganar títulos y certámenes de belleza, que sirvieron para aparecer en alguna que otra película. En los años 60 llega a Hollywood y comienza a aparecer en papeles para televisión, hasta que la oportunidad le llega al rodar con Roman Polansky, con quien se casaría en 1968. Su último trabajo cinematográfico fue La mansión de los siete placeres, ya que su prometedora carrera se interrumpió trágicamente cuando Sharon, entonces embarazada de ocho meses, junto con tres de sus amigos, fueron asesinados el 9 de agosto de 1969 en su mansión de Los Ángeles en una especie de ritual  satánico por Charles Manson y su banda. Roman Polansky se encontraba en esos momentos rodando en Londres. Sharon, de 26 años, fue enterrada junto con su bebé no nato.
Lady Diana: Tod@s conocemos la vida de la que fue apodada por la prensa Reina de Corazones y Princesa del pueblo. Casada con el príncipe Carlos de Inglaterra siendo una joven ingenua, vivió un
horrible matrimonio marcado por los enfrentamientos e infidelidades y por la presión de la Casa Real, los que le provocaron problemas alimenticios. Quizás esa infelicidad que denotaba Diana y la poca simpatía que despertaba Carlos y la familia Real, hizo que, tras su divorcio, la prensa acrecentara su simpatía y se decantara por ella. Libre de las ataduras de la realeza, Diana pudo dedicarse a diferentes actividades filantrópicas, como su labor para acabar con las minas anti personas, su trabajo humanitario fue muy reconocido. Sin embargo, en el terreno personal no llegó a encontrar la estabilidad, sintiéndose en muchos momentos sola y desgraciada, además de acosada por el prensa, echo al que ella misma contribuyó. El último hombre con quien se relacionó a Diana fue el millonario de origen egipcio Dodi Al-Fayed. La noche del 30 al 31 de agosto de 1997 ambos perdieron la vida en un aparatoso accidente de automóvil, cuando trataban de evitar a los paparazzi y circulaban a gran velocidad por el túnel del puente del Almá en París. Al-Fayed murió en el acto; Diana Spencer fue llevada al Hospital de la Pitié-Salpêtrière, donde falleció pocas horas después. La tragedia conmovió al mundo, magnificó hasta la idolatría la figura de Lady Di, que contaba con 36 años cuando falleció, y sumió a la monarquía británica en un descrédito del que tardaría en recuperarse.
Selena Quintanilla: Fue una cantante estadounidense, que se caracterizó por interpretar sus temas siempre en español, llevando la música “tex-mex” a otro nivel. La familia de Selena, conscientes
de su  voz privilegiada, hicieron lo posible porque, la que entonces era una niña, aprovechara y desarrollara sus dones. Formó un grupo con sus hermanos llamado Selena y los Dinos y, después de muchas actuaciones, en 1989 fueron fichados por la discográfica EMI. A partir de ese momento, la carrera de Selena fue imparable. Obtuvo un Grammy en 1993 por su álbum Live y consiguió llegar a ser número 1 de la música de México. Además de su éxito con la música, Selena encontró el amor con el guitarrista de su grupo, Chris Pérez, con quien se casó en secreto, ya que al principio su familia no aprobaba la relación. Sin embargo, el 31 de diciembre de 1995, con 24 años y muchos sueños por delante, la historia de Selena Quintanilla terminó a manos de la presidenta de su club de fans, Yolanda Saldívar: Yolanda, que había sido durante años de total confianza para la familia Quintanilla, los estaba estafando a través de las cuentas del club de fans de la cantante, Selena quiso reunirse con ella para aclarar las cosas y Yolanda terminó disparándola con un arma. Entre los muchos honores que recibió la cantante tras su asesinato, George W. Bush declaró el día del cumpleaños de Selena (16 de abril) el “Día de Selena”, considerándola la representante de la esencia de la cultura del sur de Texas.
Brittani Murphy: Fue una actriz estadounidense conocida por participar en películas como Fuera de onda, Inocencia Interrumpida,
Recién Casados o Sin City. Los últimos tres años y medio de su vida los viviría en su casa de Beverly Hills, una mansión que se convertiría en protagonista de su muerte. Según informaron varios medios Brittany Murphy sufría un fuerte catarro pocos días antes de morir. La actriz tomó una serie de medicamentos para combatirlo pero estaba demasiado débil debido a dolores menstruales, un principio de anemia y de neumonía. A las ocho de la mañana del día 20 de diciembre de 2009, la madre de Brittany Murphy encontró a su hija inconsciente en el baño, llamando inmediatamente al 911. Además de su madre en la casa se encontraba su marido, el guionista Simon Monjack. Los dos intentaron reanimarla y consiguieron que la actriz vomitara. Poco después llegaron los servicios médicos que la trasladaron inmediatamente al hospital donde ingresó ya cadáver. La combinación de los fármacos, unida a su debilidad, fue la causa, según la autopsia oficial, de su fallecimiento. Tenía 32 años.
Bimba Bosé: Proviniendo de una familia de artistas españoles e italianos, desde toreros a cantantes, no era de extrañar que ella
también se sumara a ellos. Fue una modelo peculiar, caracterizada por su look andrógino, que le permitió destacar y desfilar para diseñadores de la talla de Karl Lagerfield o Alexander McQueen, aunque su trabajo siempre estará ligado al del diseñador y amigo David Delfín, de quien fue su musa. Bimba también se atrevió a hacer sus pinitos en la música, creando su propio sello discográfico y su grupo, The Cabriolets. En 2014 fue operada de cáncer de mama en su seno izquierdo, una vez recuperada posó en la portada de Vein Magazine, fue muy sonada ya que posó con su torso únicamente cubierto por una camiseta transparente, descubriendo al mundo su mastectomía y haciendo un guiño a tantas otras mujeres que pasan por esta situación. En 2016, después de una gran lucha, declaró tener metástasis en huesos, hígado y cerebro. Falleció el 23 de enero de 2017, a los 41 años.